Fachada Dinámica “Kiefer technic showroom” Giselbrecht + Partners

Publicado by proyectoblog en septiembre 09, 2012 en Arquitectura tagged with

Fachada: Una fachada es, por extensión, cualquier paramento exterior de un edificio; aunque por defecto, cuando se habla de fachada, se hace alusión a la delantera o principal, indicándose más datos en caso contrario (fachada trasera, fachada norte, etc.)

Tradicionalmente la fachada es el elemento que define a un edificio de otro, es el carácter que imprime cada Arquitecto a su diseño para distinguirlo de los demás edificios. Una fachada puede ser ciega y con un mínino de ventanas hacia el exterior o puede ser tan repetitiva como los edificios modernos. La fachada puede ser prefabricada, colgante, soportada, translúcida, vegetal, reticular y como podremos ver en este posteo mecánicas.

¿Cual es el limite del diseño de una fachada?

Giselbrecht + Partners construyó en el 2007 el Showroom de Kiefer Technic para presentar su amplia gama de productos en un espacio atemporal y dinámico.

El diseño esencialmente consiste en el apoyo y las piezas móviles que están fijadas a la fachada de cristal y a su soporteria metálica, a la que se montaron los paneles sobre rieles de acero. Estos rieles son los que sujetan el equipo mecanizado que permiten los movimientos de las 112 piezas.

Cuando se cierra la fachada, la luz pasa a través de un paño suave hacia la sala de exposición. Mientras tanto en el exterior, un faldón de metal claro se extiende como fachada recubriendo el cuerpo principal. Las habitaciones se mantiene con un clima agradable, sin necesidad de un clima artificial.

Al abrirse completamente la fachada movil, se cumple con el deseo del Director Astrid Kiefer de tener una vista panorámica que permite observar el paisaje virgen.

Aunque en realidad el espectáculo son las 56 parejas de paneles que se ponen en movimiento de manera individual o en movimientos en conjunto.

Metal Origami

La comparación con la técnica del Origami es inevitable. La luz pasa por los paneles, que simulan hojas de papel doblado, en movimientos de 30 segundos generando diseños de fachadas interminables. Algunas posiciones son particularmente atractivas, por ser secuencias de movimientos programados o como un random list que mezcla movimientos.

El proceso estético del edificio, que continuamente muestra una “cara” interminable al espectador, redefine los parámetros que tiene un diseñador al momento de cuestionarse el carácter principal de su proyecto.

¿Cual es el limite del diseño de una fachada? nos preguntábamos al inicio, al parecer con la ayuda de la tecnología este cuestionamiento estético donde el paradigma del tiempo y su caducidad resulta sin ningún valor. El sentido real del diseño ahora pertenece a las posibilidades, al ritmo que se le pueda imprimir a los movimientos programados y a las necesidades climáticas y de luz interior.

Sin duda la tecnología y su diversidad de aplicaciones mecánicas, nos darán mayores posibilidades a los diseñadores para el desarrollo de programas estéticos, donde los edificios puedan renovarse constantemente, ser resistentes a la caducidad del tiempo y a las volubles tendencias arquitectónicas. @jascha_mx

www.giselbrecht.at